Archivo de la etiqueta: bercianos

Ana María Mallo, alias Pituca (“BxM”)

La sección “Bercianos X El Mundo” está de vuelta. Cuando falta poquito más de una semana para la celebración del Primer Congreso de “Bercianos X El Mundo”, que llevaremos a cabo en Toreno el sábado 6 de octubre, es el momento perfecto para retomar esta iniciativa, que nació hace casi ya 10 años y que consiste en homenajear a bercianos que se han tenido que marchar al exterior, fuera de nuestra región.

Y qué mejor para iniciar esta nueva etapa del proyecto que destacar la trayectoria de una berciana hasta “las médulas” muy conocida por todos los lectores de Plumilla Berciano. Hablamos de Ana María Mallo Fernández, más famosa por el sobrenombre de su usuario de la zona de comentarios de este blog, Pituca. No exageramos si decimos que esta toralense ilustre es la comentarista más activa de Plumilla Berciano y una de sus mayores fans.

Ana María Mallo Fernández Pituca. Plumilla Berciano

Realmente, Pituca no necesita presentaciones, sobre todo para los más asiduos a esta bitácora, pues ha protagonizado diferentes entradas en el blog e, incluso, también ha sido el foco fuera del mismo, en temas relaciones con él. Por poner sólo dos breves ejemplos, por un lado, fue la ganadora del concurso del “Debate Literario Berciano” y, por otro, una de las protagonistas de mi charla en el evento de conferencias TEDxPonferrada. Por tanto, es un lujo tener entre nosotros a esta traductora natural de Toral de los Vados que reside en la ciudad holandesa de Almelo.

Ana María Mallo Fernández, Pituca. Plumilla Berciano

Entrando ya de lleno con su trayectoria, cabe destacar que Ana María Mallo abandonó Toral con destino Valencia cuando tenía 19 años, porque quería estudiar en la Escuela de la Radio de esta ciudad. Corría el año 1981 cuando “me fui de Toral con mucha pena, pero con ilusión”, según nos explica Pituca. Nuestra protagonista añade también que recuerda la fecha por lo duro que le resultó marcharse del Bierzo y, porque, además, “coincidió con el intento del golpe de Estado del 23 – F de Tejero”. Realmente, “lo viví muy intensamente porque comencé a residir en Valencia con mi hermano, en la casa de la familia de mi cuñada y como en esta ciudad hubo mucho actividad ese día, aquello me marco y me asustó”.

Una vez terminada su etapa valenciana, Pituca salió de España con destino a Holanda. “Mis padres habían emigrado a este país y como existía una ley que te permitía entrar en los Países Bajos y quedarte permanentemente aquí, si tu familia ya era residente y tú lo hacías antes de cumplir los 21 años, pues así fue. Total, que un buen día preparé los papeles y me vine para aquí y, luego, me quedé por amor”. Nos cuenta que “conocí al que hoy es mi marido y ya me quedé”. Ana María está casada y tiene 2 hijos, Christian y Desirée: “Tengo dos hijos maravillosos y si no me vuelvo definitivamente para el Bierzo es por ellos, porque tienen sus vidas aquí y tendría que estar lejos de ellos, sin poder verlos a menudo”.

En lo referente a sus recuerdos de la infancia, nos comenta repetidamente que adora a su gente de Toral y, como anécdota, relata que “de pequeña me encantaba robar fruta por divertimento, aunque nosotros teníamos de sobra en la huerta y no nos hacía falta, pero me encantaba hacer rabiar al dueño”. Curiosamente, “hasta al mismísimo cura le robe fruta, o sea que soy consciente de que ya no voy ha entrar en el cielo”, bromea. Es que “de niña era un poco traste, pero no rompía cosas, simplemente hacía ‘trastadas’, explica, “sobre todo, en la escuela, aunque me apreciaban los profesores”. Etapa de la que guarda un gratísimo recuerdo y sólo de pensar en ella, se emociona. De esos momentos destaca las clases con la conocida poeta berciana Carmen Busmayor, que era su maestra de la infancia. “Carmen fue la culpable de que me encante la poesía”.

Sigue leyendo

Noveno encuentro de Plumillas Bercianos en Madrid

Hoy, día de Santa Bárbara, toca entrada doble.  Iba a mezclar y simplificar los dos temas en un post, pero ambos tienen la suficiente importancia para tratarlos por separado, por lo que, si no os importa, nos vais a permitir hacer doblete. Confío en no saturaros, pero, bueno, el exceso de hoy, que sirva para equilibrar las épocas en las que hay menos publicaciones. Esta mañana tocaba felicitar la festividad de la patrona de los mineros. Ahora, seguimos con celebraciones. Esta vez la de los periodistas y comunicadores bercianos en Madrid, que esta noche llevaremos a cabo, por noveno año consecutivo, nuestro encuentro anual de “Plumillas Bercianos”, colectivo de comunicadores que nos autodenominamos así-debido a nuestra profesión, a nuestra procedencia y a que la iniciativa de reunirnos surgió en este blog, Plumilla Berciano-. Hoy quedamos para cenar y para entregar nuestro premio: el Lambrión Chupacandiles.

Premio Lambrión Chupacandiles

Hace apenas unas horas madrugábamos con la noticia de los 3 oros conseguidos en el Campeonato del Mundo de Halterofilia, que se está celebrando en California -EEUU-, por nuestra paisana Lydia Valentín. Ella fue nuestra Lambriona Chupacandiles 2016, hace un año, por estas mismas fechas.

Juanma G. Colinas, Lydia Valentin y Pepe Carralero. Foto: Benito Ordoñez

Hoy, aunque Lydia no podrá asistir, por razones obvias, cederá el testigo al premiado de 2017, el humorista Leo Harlem, natural de Matarrosa del Sil. El motivo: sobran las palabras, pues Leo lo tiene más que merecido. Pero, por resumirlo, “por su gran trayectoria profesional, así como por llevar siempre al Bierzo por bandera y contribuir a su promoción y a la de sus valores”. Es decir, las razones por las que lo premiamos a él y al resto de “lambriones” precedentes. ¡Y ya van 6! Cabe recordar que la lista la integran, además de la mencionada Lydia Valentín -2016-, el pintor José Sánchez Carralero -2015-; el periodista Mario Tascón -2013-; el empresario José Luís Prada -2012– y un servidor, Juanma G. Colinas -2011-, que me lo dieron mis compañeros, a traición y con alevosía, además de con la evidente nocturnidad, sin yo saber nada-. Sigue leyendo

Lydia Valentín, premiada con el Lambrión Chupacandiles

Los periodistas y comunicadores bercianos en Madrid hemos vuelto a celebrar, por octavo año consecutivo, nuestro encuentro anual. Como ya sabréis, los Plumillas Bercianos en Madrid -que así nos autodenominamos por nuestra profesión y porque la iniciativa de reunirnos surgió en este blog-, aprovechamos el mencionado evento para entregar nuestro premio, el Lambrión Chupacandiles. Ayer jueves, 1 de diciembre, nos reunimos unas 25 personas en el Prada A Tope de Madrid para charlar sobre comunicación, el Bierzo y otros temas de interés, mientras entregamos la quinta edición de nuestro galardón a la halterófila berciana Lydia Valentín.

Juanma G. Colinas, Lydia Valentin y Pepe Carralero. Foto: Benito Ordoñez

Juanma G. Colinas, Lydia Valentin y Pepe Carralero. Foto: Benito Ordoñez

El pintor José Sánchez-Carrelero, premiado en 2015, fue el encargado de entregarle el reconocimiento a la galardonada. Valentín, nacida en Camponaraya, ha destacado en su especialidad deportiva, la halterofilia, en las últimas citas olímpicas. Medalla de bronce en Río 2016, de oro en Londres 2012 y de plata en Pekín 2008. Los comunicadores bercianos afincados en Madrid hemos querido reconocer el palmarés de esta gran deportista y que haya llevado el nombre de la comarca a las principales competiciones mundiales, así como el hecho de que siempre tenga el Bierzo por bandera y que ayude a contribuir en su promoción y la de sus valores. “Es importante llevar la marca España, la marca del Bierzo”, resaltó Carralero, anterior premiado con el “Lambrión Chupacandiles”, al cederle el testigo.

Sigue leyendo