La Mina

¡Esto es La Mina! Sección de este blog, Plumilla Berciano dedicada a los mineros.

Desde la buena acogida que tuvo la sección “Bercianos x el mundo”, siempre tuve entre ceja y ceja hacer algo similar, pero con mineros. Mi padre es minero y yo nací y pasé mi infancia / juventud en la cuenca minera, lugar al que vuelvo siempre que puedo.  Por lo tanto, con este nuevo apartado, mi intención es que esa cuenca en concreto, y cualquier otra, no caiga en el olvido.

Hoy, 4 de diciembre de 2009, festividad de Santa Bárbara, patrona de los mineros, es el día propicio para comenzar a homenajear a todos esos mineros, sea de donde sean. El Bierzo, Laciana, el resto de cuencas de León, Asturias, Palencia, Puertollano, Jaén, Murcia, Teruel, etc. Ninguno de estos y otros muchos lugares -y España en general- serían lo que son hoy si no hubiese sido por la minería del carbón y por sus trabajadores. Hoy, que el carbón está debatiéndose entre la vida y la muerte, es un buen momento para ser agradecidos por todo lo que nos ha dado. También es una época ideal para conocer de primera mano la experiencia de esos hombres que tanto han sufrido y sufren, independientemente del lugar en el que hayan trabajado.

El objetivo inicial de este proyecto de La Mina es acercaros a todos vosotros al interior de una mina -sobre todo a los que no habéis estado nunca en una explotación minera-, de la mano de mineros, en activo o jubilados. A la vez que homenajear a estos trabajadores, que tanto se lo merecen y que rara vez suelen contar lo que allí sucede. También pretende ser un espacio abierto a mineros, mujeres, hijos… y a todo aquel que quiera acercarse.

Constará de varias entrevistas y perfiles, que se realizarán de forma periódica.

Hasta el momento:


Vídeo, publicado en año pasado en la entrada de Santa Bárbara 2008: Santa Bárbara, patrona de los mineros.


Si eres minero -en activo, prejubilado, jubilado-, mujer o hijo de minero -o conoces a alguien que lo sea- y quieres ser protagonista de esta sección, no dudes en ponerte en contacto con Plumilla berciano.

guest
Escribe aquí tu nombre
Facilítanos tu email -no es obligatorio-
¿Tienes web?
Al realizar tu comentario y marcar esta casilla aceptas la Política de privacidad. En cumplimiento del reglamento de protección de datos europeo RGPD, te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratado por mi, Juan Manuel González Colinas, como autor del blog Plumilla Berciano, con dirección en Madrid. El responsable y el encargado del mismo soy yo. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te pedimos es para poder gestionar la solicitud que realizas en esta área de comentarios / formulario de contacto. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. No se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal o que sean necesarios para la gestión de algún concurso, como la Ciberbotillada, sobre lo que también se informará en las bases de los mismos. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en el blog Plumilla Berciano (Juan Manuel González Colinas) estamos tratando tus datos personales, por tanto, también puedes acceder a los mismos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión, cuando estos ya no sean necesarios para los fines recogidos. Puedes ejercer cualquier de estos derechos a través del email anteriormente citado. Legitimación: Consentimiento del interesado.
17 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
4 de diciembre de 2009 01:47

[…] La mina […]

trackback
4 de diciembre de 2009 02:24

[…] La mina ← Santa Bárbara 2009 […]

trackback
4 de diciembre de 2009 02:30

[…] La mina ← Saint Andrews, patrón de Escocia José Luís Brey (La Mina) → […]

chori
5 de diciembre de 2009 14:29

Gracias socio por este blog…. es importante que nadie se olvide de lo que los mineros han luchado por nuestra tierra y por nosotros sus hijos y podamos comprender lo que sentian ellos al entrar al puto ajuero… por esto y por mucho mas … gracias a ti compañero minero….

… x cierto nunca entre en una mina y sin embargo se lo que se siente alli abajo

Paquito
Paquito
8 de diciembre de 2009 22:21

Joer chavales, me habeís llevado al sitio más bonito: “Esos vagones que nos han llevado al presente”. Y dentro de ellos va el trabajo de los nuestros.
Vosotros no sois skundarios, sois 1ºs.
Adelante.

trackback
11 de diciembre de 2009 21:21

[…] La mina ← José Luís Brey (La Mina) […]

Américo Vázquez Vuelta
Américo Vázquez Vuelta
6 de enero de 2010 02:24

Acabo de descubrir en este momento el post : “La mina” y no puedo menos que alegrarme por que se difunda un poco este tema.
Fueron mineros mi Padre, todos mis hermanos y yo (que trabajamos dentro de la mina), tambien trabajaron en las minas , mi madre y mi única hermana en Alinos y en Gaiztarro. Todo comenzó en FAbero, ahí trabajaban mi padre y me hermano mayor en una mina que llamaban el pozo (porque se entraba en forma vertical). Yo tenía 5 años y me impresionaba ver a los minero enjaulados como si fueran prisionesros que salían del fondo de la tierra . Vivíamos en una casita cerca del Pozo (entre Lillo y Fabero).
Luego nuestro destino fue Toreno, donde permanecimos hasta que emigramos a la Argentina. . Hace unos cuantos años , envuelto en los recuerdos vinculados a la mina escribí algo relacionado con los mineros:

EL MINERO

Suenan en la madrugada,
fieles despertadores,
despéguense de la almohada.
Hay que trabajar señores.
No es castigo, tampoco son amores.

Despues de desayunar
y una copa de aguardiente
comienzan a caminar
en forma muy diligente.
Para decir al llegar: Si, presente

Ya descienden los mineros
por la profunda y negra bocamina,
baja el vagón los primeros
con el candil que ilumina.
El capataz gritando, está que trina.

Cada uno en su lugar
presente, a la hora señalada,
comienzan a trabajar
en la tarea indicada.
Se ha iniciado la jornada

Suena la pica en el tajo
y expolea el guaje con furor,
tira el carbon hacia abajo.
Deja libre al picador,
tocando la pica en el negro tambor

El picador pega y pega
buscando para sus hijos el pan.
Es un sueño al que se entrega
mezclando ilusión y afán.
Sabe acaso cuanto le pagarán ?

Da con la veta mas blanda
y mira con atención los costeros.
Se asegura donde anda.
No dar razón a agoreros ,
es viva pracaucion de los mineros.

La noche tienes encima.
Te tiene el techo “achatado”,
tambien noche es la tarima
donde tu estás acostado.
Estás entre los dos aprisionado.

!silencio picas y palas !
El peligro viene amenazando.
Gimen fuerte las puntalas.
El techo está repisando.
Rápido , descienden todos gritando.

Invade el creciente pánico.
Confusas son las vivencias
y en un ambiente satánico
se confunde la conciencia
Vivir ahí, es toda una ciencia.

Todos en la galería
con la luz intentan reconocerse.
Hay temor, no hay alegría,
alguno pudo perderse (pero),
estaban todos para conmoverse.

Y el alivio de la vida
vibra en todos los corazones.
De un hilo estuvo pendida,
la vida y las ilusiones.
! No lo recuerdes ! ! No lo menciones !
…..
Seguro que muchos, pero muchísimos mineros vivieron momentos de angustia, que no queremos recordar, pero forman parte de la vida del minero
Un abrazo a todos

trackback
16 de enero de 2010 17:32

[…] La mina ← La segunda Ciberbotillada tiene ganadores […]

nocedense
nocedense
14 de abril de 2010 11:24

soy hijo de mineros, nieto de mineros, de la cuenca de Noceda……
Y tengo grabada en mi alma y mi corazon a un “señor” vestido de azul, grande como un roble, con la cara negra, los ojos rojos, escapandosele lagrimas de sus grandes ojos rojos, escondiendose entre una cuanta gente en la boca de una mina , un dia aciago, de castigo,: …..faltaba un vecino…
faltaria para siempre
yo con 10 años y despues de 40 mas no lo olvido, no lo quiero olvidar

Lito
Lito
13 de mayo de 2010 22:53

No soy habitual de escribir en foros y blogs, considero que escudarse en el anonimato es una oportunidad que se le concede a mucha gente para, en algunos casos, insultar y en otros emitir sandeces, sigo el blog desde que Americo me facilitó su link, muchas veces he sentido la tentación de intervenir en algún tema pero siempre pensaba que no sabría explicar el texto lo que tenía en mi cabeza sobre todo mensajes de cariño para tantos bercianos con morriña y saudade de nuestra tierra; hasta hoy no me había fijado en la pestaña de la mina, he recorrido los mensajes y me han ayudado a ubicarme.
Hoy he decidido que yo también debía escribir algo aquí, creo que es algo que le debo a alguien, sobre todo sabiendo que quien lo pueda leer me va a comprender.
A menudo, creo que cada vez con más frecuencia, invaden mi memoria recuerdos de mi infancia en Toreno, entre ellos destaca el de mi padre regresando en bicicleta del trabajo, del tajo, como el acostumbraba a decir, sus ojos y boca destacando en la negra cara, sus manos fuertes y encallecidas con marcas de las heridas del carbón, a veces con el candil al hombro, yo rebuscaba en su fiambrera los restos de pan y tortilla que él dejaba, a mi no me gustaba la tortilla fría pero aquella la devoraba, creo que no se la comía toda para que yo también la pudiese saborear.
Solamente una vez vi a mi padre en su trabajo, dentro de la mina, en aquel momento además de quererlo, empecé a admirarlo, a partir de mi entrada en aquella mina de Tombrio, tendría y o 8 o 9 años, viéndolo picar estirado en el suelo de aquella estrecha rampa, bajo un techo que, me parecía, podía desplomarse en cualquier momento y amenazaba sepultarlo a cada instante pasé a ver a mi padre como un ser especial, ahora pienso que había nacido para minero, llevaba la mina en el alma y carbón en la sangre, conocía todo el subsuelo de la zona, sabía de sus capas, de donde continuaban las fallas, la clase de carbón, si tenía escombro, si la capa era estrecha o se inundaba, yo escuchaba con verdadera devoción sus historias, las veces que quedó enterrado, fuero dos, la caída del camión en la peña La Mora, accidentes, costeros que mataban o dejaban inválidos, cables de acero que segaban dedos, la rabia y la impotencia que reflejaba su rostro cuando había un percance, la pasión con la que defendía a los obreros de los que era responsable, lo orgulloso que estaba de ellos, todos eran como el MINEROS, mineros del Bierzo.

Si habéis llegado hasta aquí os doy las gracias por dedicarme este tiempo.
Saludos.
Lito.

Daniel Diez
Daniel Diez
14 de mayo de 2010 13:44

Lito “Si habéis llegado hasta aquí”.
Si lo hemos hecho y Nuestra alma se encoje después de leer tu escrito.
Esta es la vida de Muchos, pero de Muchos de Nuestros Padres, que ya no están. La Mina fue su Vida, pero también su ruina tan Jóvenes y sin opción.

Pituca
Pituca
14 de mayo de 2010 17:42

Antetodo Lito Bienvenido a este “”Rincón del Bierzo “” esta ventana que gracias a Juama esta abierta al mundo.Y a los Bercianos que “”Trotamos “” por el.

Encuanto a su relato, yo que apesar no haber tenido nunca un familiar en la mina.Me pongo completamente en su lugar, y me emociona y me estremece.

Seguramente que por mas años que pasen, ese recuerdo no se le olvidara nunca, un abrazo desde la distancia.

concha
concha
21 de diciembre de 2010 17:55

me ha encantado todos los comentarios, yo como hija de minero, que mi padre hace 53 años se lo llevo la mina yo tenia 3 años , he tenido familiares lmineros, otro hermano de mi padre tambien se lo llevo la mina, pero si tuve la oportunidad de entrar en una mina en noceda y se me pusieron los pelos como escarchas, como luchaban y como trabajaban, son recuerdos innolvidables para toda la vida, esos ojos rojos y ese candil encendido.

Juan
Juan
24 de noviembre de 2011 01:54

He trabajado en la mina y estoy jubilado por enfermedad profesional y estoy a disprosion para algún tema referido a la mina yo era picador y volvería a trabajar en la mina sino fuera por las dolencias un saludo

javier
javier
17 de julio de 2012 02:12

Ay Mineros que cojones teneis, cuanto os debemos, no se como ni cuando podremos pagaros. Yo soy un salmantino que ha visto y vivido……..de cerca pero sin mono ni pico….solo escuchando,solo aprendiendo de vosotros…..yo sé por qué estais así hay gente que …no quiero decir nombres…….pero lo sabeis, yo tambien…….es fácil hacerse con las minas para importar carbón mas barato no importa la calidad ni las personas que trabajais allí……solo cuenta el dinero, cerrar las minas y traer el carbón de polonia o de sudafrica……….estoy orientado compañeros? Soy Profesor de Universidad y me he estado por alli trabajando en lo mío que es lo vuestro….pero no he conseguido nada…………. solo dos mastines de vuestra tierra que murieron en mi casa hace ya dos años ………Me entendeis? Siempre hablo de Vosotros siempre os he respetado……quizas quede algo entre los cientos de alumn@s que me han escuchado………Un abrazo compañeros…..ah, no soy ningún politiquillo he conocido a mi padre ………

Patricia Lafuente Estrada
11 de diciembre de 2012 19:15

Bisnieta, nieta, hija y sobrina de mineros de Galicia y Asturias, en la cuenca del Caudal. Vecina del pueblo de Ablaña en Mieres y criada entre vagones del Pozo San Nicolás.

Orgullosa de la sangre que corre por mis venas, de lo bien puestos que los tienen los mineros y Asturiana en Madrid. Ojalá nuestros candiles se enciendan para no tener que ser nunca más una tierra de emigrantes.

Para todo lo que puedas necesitar!!

Patricia
@Leapontaine