¿Te gustan las uvas? ¿Y el vino?

El otoño… que bonita estación. Me encanta. Si no fuese porque en ocasiones es algo deprimente, sería mi preferida. En otoño caen las hojas, las castañas y maduran los pimientos y las uvas.

Soy de una tierra vinícola. Aunque los vinos del Bierzo son conocidos en toda España, todavía no acaban de despegar en nuesto país. Parece ser que en el extranjero son mejor valorados que en nuestra propia casa. Suele pasar.

Este año las uvas han madurado más tarde de lo normal. Todos los cultivos se están retrasando. Por lo general, en el Bierzo la vendimia se inicia a mediados del mes de septiembre y continúa hasta finales de octubre. Pero este año las uvas no tienen prisa. Bien es cierto que antes se recogían por esta fecha, pero ya hace varios años que se ha adelantado su cosecha. Éste vuelven a estar perezosas. Supongo que todo se deba a la meteorología, al clima y al efecto invernadero.

En mi pueblo y alrededores hoy se podía ver ya a mucha gente con el lomo doblado, navaja en mano… Comienza la cuenta atrás para que dentro de unos meses podamos degustar un vino tinto joven mencía, o un blanco godello.

Pero bueno, aunque haya habido cierto retraso respecto a las campañas anteriores, la demora ha sido menor de la que inicialmente se preveía, ya que el tiempo ha dado tregua y durante los últimos días ha mejorado la condición de la uva.

Para este 2008 el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo espera recoger entre 18 y 22 millones de kilos de uva. Al parecer estos serán de una gran calidad, porque los viñedos están sanos y en mejores condiciones que otros años. Se presupone que 2008 será una gran cosecha (lease añada) en El Bierzo, capital de la Mencía.

9 Respuestas a “¿Te gustan las uvas? ¿Y el vino?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola Juanmita:

    Si te sirve de consuelo, este fin de semana he estado en la Feria de la Vendimia de Toro y se oía lo mismo, la uva se ha recogido tarde pero… es de MUY BUENA CALIDAD. Al final es lo que importa, no? Por cierto, que vaya vinitos que me tomé!!!!!

  3. Sandruqui!!!!

    Asique anduviste de pingo tomandote unos chatos. Si señora, que bien vives.

    Lo cierto es que los vinos del Bierzo y los de Toro se parecen mucho. Yo, acostumbrado a los de mi tierra, cuando no los encuentro suelo pedir de Toro. Tienen un cuerpo parecido y son igual de “contundentes”.

    Sin entender nada de vino, mi ranking en lo que a tinto joven (y algunos crianzas tb) es, por este orden: Bierzo, Ribera de Duero y Toro. No tengo el paladar hecho para los Rioja (aunque los reserva son lo mejor de lo mejor). En Blancos me quedo con Albariño/Ribeiro y luego con mi Godello.

    Por cierto: ¿Seguís teniendo esa reliquia de Gran Bierzo sin abrir en plan decoración, no? Jajajajajajajaja.

    Muchos besos Sandra!

  4. Que pasa! Pues mira, hoy escuchando la SER, en una desconexión para Castilla y León, salia el típico anuncio de nuestra queridísima Junta, diciendo que este año invertiria 5 millones de euros en mejoras para la DO Ribera del Duero… y también para potenciar su pubicidad y distribución… Bierzo, Toro y compañia… no pintamos nada… Como siempre…

  5. Pues yo también he tenido la suerte de probar esos caldos bercianos en casa del sr Prada en el Palacio de Canedo y hasta me pillé una botella.
    Sin ser un gran entendido en la materia me parece un buen vino. Sin menospreciar a los de Toro, como se comenta por ahí arriba.
    También en el Bierzo estuve viendo unas viñas en Castro Ventosa. Me resultó curioso, restos de un castro con plantaciones vinicolas.
    Cosas del Bierzo jeje.
    Algun dia te daré alguna idea para que escribas sobre una de mis pasiones que conoces, mi pueblo…Codesal , en Zamora Entre Portugal,Galicia y León…tierra de nadie jejej http://www.codesal.org
    Un abrazo jefe

  6. Pingback: ¡Viva el vino! « Plumilla berciano

  7. Pues juama me parece una fantastica iniciativa esto de brindar, con nuestros “”Caldos “” Brecianos.Por aqui en Holanda, la casa que esta pisando fuerte es Palacios de Corullón.

    Donde sus viñedos gozan de un sitio priviligiado, asi que yo cuando voy a comer a un restaurante, siempre pido vinos del Bierzo.

    Si es un restaurante de elite, la proxima vez hasta me lo ofrece el mismo camarero.

    Porque se este donde este, hay que seguir revindicando lo nuestro. !Salud ! con mis Petalos del Bierzo.

  8. Pingback: El Bierzo en otoño | Plumilla berciano

  9. Pingback: ¡Viva el vino! - Plumilla berciano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.