El parto es vuestro

A raíz de la entrada sobre la última campaña de Coca-Cola España, “Destapa la Felicidad”, me han llegado multitud de comentarios y de emails sobre un tema relacionado con la temática del spot: el parto.

A pesar de que la acción publicitaria en sí me encanta y me ha tocado la fibra, no había reparado en ciertos detalles. Lo cierto es que ya conocía determinadas técnicas que se usan en las maternidades españolas y que no son del todo aconsejables, pero hasta ahora no había tenido el placer de estudiarlas en profundidad. Aprovechando el éxito que ha tenido el anuncio de la marca de refrescos -en una época en la que parece que los partos en anuncios se han puesto de moda- y las voces de protesta surgidas tras él, me gustaría dar voz a la Asociación “El Parto es Nuestro”. Según esta organización, en la pieza de Coca-Cola se puede observar como los médicos llevan a cabo prácticas actualmente desaconsejadas -presión sobre la tripa de la embarazada cortes en la vagina…- y, además, separan al bebé de su madre.

Imagen recogia en Wikipedia

Imagen recogia en Wikipedia

Según fuentes de la Asociación, en el spot “la mujer se ve reducida e inmovilizada al triste papel de espectadora de su parto y es colocada en una postura (tumbada sobre su espalda) que entorpece el mismo”. Pero, sin duda, lo más grave es que “a la mujer se le realiza una maniobra conocida como ‘Maniobra de Kristeller’ que está altamente desaconsejada tanto por la Organización Mundial de la Salud, como por la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), y tampoco sale bien parada en la nueva Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, por los riesgos que conlleva para la parturienta y para el recién nacido”. Entre estas destacan las posibles hemorragias, desprendimiento de placenta, rotura de útero, episiotomía y consecuente sensación de alienación por parte de la madre hacia el recién nacido etc. De hecho, “son numerosos los países europeos donde esta práctica -en la que profesionales se ponen a presionar sobre la tripa de la mujer para que salga el bebé- hace ya muchos años que dejó de hacerse. Porque además de los riesgos para la mujer y su bebé, y de que casi siempre conlleva una episiotomía, la maniobra de Kristeller suele dejar a las madres destrozadas, a veces incluso sin ganas ni fuerzas de ver ni abrazar a sus criaturas”.

Dicho queda. Yo no soy experto en la materia y por lo tanto no quiero opinar mucho. Pero a simple vista, estas técnicas me parecen una aberración. En los tiempos que vivimos, ya no se deberían cometer estas barbaridades. A ver si pronto dejan de realizarse semejantes atrocidades que ponen en peligro y maltratan tanto a la mujer como a los niños.

¿Vosotros que pensáis?

0 Respuestas a “El parto es vuestro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.