Destapa la Felicidad

Hace un par de días fuí a la presentación de la nueva campaña de Coca-Cola España. Lo cierto, a pesar de mi excepticismo en algunos puntos del spot de televisión -quizá por deformación profesional-, es que me ha tocado la fibra…

Creo que el anuncio televisivo, en el que se muestra a un anciano de 102 años muy vital que acude a presenciar el nacimiento de una niña, puede obtener una importante repercusión, debido a que apela a los sentimientos y ofrece un mensaje de optimismo. Por lo tanto seguro que emociona a más de uno.

Concretamente, la acción pretende trasladar un mensaje vital de optimismo y superación en línea con la comunicación vinculada desde siempre a Coca-Cola. Para ello, cuenta con la participación de dos personajes reales: Josep Mascaró, mallorquín de 102 años, y Aitana Martínez, una bebé madrileña recién nacida. El spot narra el viaje real de Josep para tener un “Encuentro” con alguien que acaba de llegar al mundo y transmitirle en persona, y a través de su ejemplo, que hay que disfrutar de la vida, de los buenos momentos y dejarle un mensaje muy sencillo y claro a la vez: que estamos aquí para ser felices o, cuando menos, intentarlo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UAaeyz1QpPw]

La iniciativa también está presente en la red, a través de www.destapalafelicidad.es , en la que los usuarios pueden dejar sus mensajes de optimismo a niños que acaban de nacer, o preguntar al abuelo sobre su experiencia de vida.

No os aburro más con especificaciones técnicas. Si queréis ampliar información de este tipo podéis hacerlo en la noticia que publiqué el jueves en Elpublicista.com.

guest
Escribe aquí tu nombre
Facilítanos tu email -no es obligatorio-
¿Tienes web?
Al realizar tu comentario y marcar esta casilla aceptas la Política de privacidad. En cumplimiento del reglamento de protección de datos europeo RGPD, te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratado por mi, Juan Manuel González Colinas, como autor del blog Plumilla Berciano, con dirección en Madrid. El responsable y el encargado del mismo soy yo. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te pedimos es para poder gestionar la solicitud que realizas en esta área de comentarios / formulario de contacto. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. No se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal o que sean necesarios para la gestión de algún concurso, como la Ciberbotillada, sobre lo que también se informará en las bases de los mismos. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en el blog Plumilla Berciano (Juan Manuel González Colinas) estamos tratando tus datos personales, por tanto, también puedes acceder a los mismos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión, cuando estos ya no sean necesarios para los fines recogidos. Puedes ejercer cualquier de estos derechos a través del email anteriormente citado. Legitimación: Consentimiento del interesado.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
pituca
pituca
3 de marzo de 2009 18:37

La Verdad , es que es muy bonito, muy tierno.

Quiza porque van paralelos los sentimientos y emociones, que tanto el anciano como el bebe, despiertan en mi. !Gracias ! Juama una vez mas por la labor que realizas.

!Ah! y tu no aburres nunca , un abrazo.

Daniel Diez
Daniel Diez
3 de marzo de 2009 20:50

Gracias Juanma.

Hoy al retornar del trabajo escuche una entrevista hecha al hijo del “Mozo de 102 años”. No me esperaba verlo en directo.
Daniel

El Vigía
El Vigía
4 de marzo de 2009 13:51

Hola, Juanma.

Me ha hecho mucha ilusión verte esta mañana en la presentación de IAB.
La felicidad también se hace de estos pequeños detalles.

Un abrazo

usue
usue
5 de marzo de 2009 21:22

No había visto el spot y de no ser por haberlo leído aquí desconocería que son dos personajes reales. Interesante información. Gracias.

Angela Müller
Angela Müller
20 de marzo de 2009 00:57

“Coca-Cola destapa el maltrato” El vídeo muestro maltrato obstétrico o como se llama un parto intervenido y sobremedicalizado. Lo que muestra ese vídeo, si os fijéis un poco, es una maniobra que en la mayoría de los países europeos está prohibida. es la maniobra de Kristeller, presionar el abdomen/ útero para que salga el bebé a la fuerza. Puede ser muy peligroso- hemorragias, rotura de útero, daños en el bebé, etc. me parece increíble que un maltrato así lo pueden llamar felicidad. la madre con el oxígeno puesto y tumbado sobre su espalda con las piernas abiertas como un escarabajo. ¡que manera más triste de venir al mundo!

Ruth
Ruth
20 de marzo de 2009 14:07

¿La felicidad de quien? ¿De una madre que paré entre desconocidos? ¿De un recién nacido que trás estar 9 meses en el vientre de su madre llega a un mundo y medio nuevo para estar sólo en una cuna?