Santa Bárbara 2009

Hoy es 4 de diciembre. ¡Santa Bárbara! Al igual que el año pasado, por segundo consecutivo, es imprescindible hacer alusión a esta festividad, a la minería del carbón en general y a todos los mineros, en particular.  Muchos de vosotros recordaréis que en 2008 os ofrecí una entrada con una imagen de la virgen, un vídeo protagonizado por mineros, un audio del himno / canción de Santa Bárbara y su correspondiente letra. En esta ocasión no quiero repetirme, pero el que no lo haya visto, le recomiendo que lo haga, pues, en mi opinión, merece la pena (ver entrada del año pasado).

No me gustaría empezar el anual humilde homenaje a los mineros sin mencionar una fecha fatídica. Y es que hace unas pocas semanas, el 19 de noviembre, se cumplían 25 años del accidente minero más grave del Bierzo -y el segundo de la provincia de León-. Ese mismo día de 1984, una explosión de gas grisú terminó con la vida de 8 mineros en Fabero. Concretamente, en el Grupo Río, de Combustibles de Fabero (Cofasa). Por ello, este día de Santa Bárbara es especial, pues ya pasó un cuarto de siglo desde la tragedia. Por ello, deberíamos recordar a  Tomás Abella, Adelino Alonso, Emilio Álvarez, Santiago Álvarez, Manuel García, Ramiro Guerra, Luciano Iglesias y Manuel Tejón. Así como a todos sus familliares y al resto de mineros que se vieron involucrados y accidentados en tan negra fecha (ver noticia relacionada). Homenaje extensible a todos los trabajadores – y allegados- fallecidos en una explotación minera, a lo largo y ancho del mundo. Además de a cualquiera que haya tenido que entrar allí para ganarse el pan.

Para conmemorar Santa Bárbara 2009 he decidido llevar a cabo una acción especial, para que no nos acordemos de ella sólo el 4 de diciembre y cuando truena. Se trata de una nueva sección dedicada a los mineros. Inicialmente, llevará, de forma provisional, la denominación de “La Mina”. Y será temporal porque quiero que seáis vosotros, los lectores, los que le pongáis nombre. Además de “La Mina”, había pensado en “Desde la mina”, “Desde el tajo”, “Desde el interior”, “Galería”, “El Pozo”, “A vista de rampla”, “Cuenca Minera”, o el simple “Miner@s”. No quería que fuesen términos excesivamente técnicos, para que los pueda entender todo el mundo… Pero cualquier sugerencia es bien recibida. ¿Cuál le pondríais vosotros?

Imagen extraida de Ebierzo.com

El objetivo inicial de este proyecto es acercaros a todos vosotros, al interior de la mina -sobre todo a los que no habéis estado nunca-, de la mano de mineros, en activo o jubilados. A la vez que homenajear a estos trabajadores, que tanto se lo mercen y que rara vez suelen contar lo que allí sucede.

Constará de varias entrevistas y perfiles, que se realizarán de forma periódica, que estarán accesibles, a partir de ahora, en “La Mina”.

Puestos a hacer tributos, no quiero comenzar este trabajo sin hacer referencia al que para mí es el minero más importante que  existe, ha existido y existirá jamás: mi padre. Quienes me conocéis y leéis, sabéis que no soy muy dado a hacer alusiones a mi vida privada. Y tampoco suelo contar mucho de los míos. Pero en este caso me veo obligado a hacerlo, puesto que él se merece encabezar esta nueva sección. Por lo tanto, se la dedico a él y, como no, a mi madre, que también es minera, pues aunque las mujeres hace unos años que ya no suelen trabajar en las minas -hace no mucho sí lo hacían-, sin ellas esto tampoco sería posible, ya que cumplen un papel fundamental.

Brevemente, porque tampoco me quiero eternizar, os cuento que Patricio González Vuelta (para mí papá) es un minero de Toreno. Y digo que es un minero, porque el minero lo es para toda la vida. Aunque actualmente está prejubilado, concretamente desde el 16 de enero de 1998. Nació en Librán, localidad perteneciente al municipio de Toreno, y actualmente reside en la villa cabecera del Ayuntamiento. Tal y como solía hacer yo cuando estaba por allí. En total, dedicó a la mina 25 preciados años.

Patricio, comenzó a trabajar en la minería a los 14 años, porque no le quedó otro remedio, “debido a las circunstancias del momento”. Por aquel entonces, fue pinche en el exterior de Antracitas de Gaiztarro (Alinos – Toreno), durante 16 meses. Con esa edad ya se adentró en las entrañas de la tierra de esa misma explotación, aunque no fue para trabajar, sino “por curiosidad”.  Allí la curiosidad se convirtió en “inquietud  y miedo“. Posteriormente estudió un módulo de formación profesional de Electricidad, en la Sindical de Ponferrada (actual I.E.S Virgen de la Encina). Durante su formación, trabajó, en sus vacaciones de verano de 1971, en el interior de la Mina de Laureano, situada en Toreno, entre Librán y Villar de las traviesas. Posteriormente hizo un inciso en su trayectoria minera para dedicarse a las instalaciones eléctricas. Pero en septiembre de 1973 volvió a Antracitas de Gaiztarro, donde estuvo hasta abril de 1974, fecha en la que le tocó hacer el servicio militar. Aunque el paréntesis fue intermitente, ya que se volvía a incorporar a Gaiztarro cuando estaba de permiso.Finalmente entró de nuevo en agosto de 1978 y allí permancería hasta su prejubilación, ya cuando la empresa se denominaba Coto Minero del Sil. Durante su trayectoria laboral fue pinche, electrecista y finalmente vigilante.

A día de hoy, Patricio a veces siente “nostalgia” de un lugar en el que el trabajo que se realiza se podría definir como  “peligroso, duro y arriesgado”. Por no hablar de la incertidumbre, pues “se puede tener un día bueno o malo y, en ocasiones, no sabes si regresarás entero”.

Patricio, que si volviese a empezar sería otra vez minero, el día de su prejubilación vivió un momento agridulce. Sintió alegría porque por fin no tendría que volver a arriesgar su vida, pero también tristeza porque “nos apartaban de la circulación”. Sinceramente, y a pesar del “mono” o de la pena que sufra, yo lo prefiero tener en casa, disfrutando de todo aquello que tanto le ha costado ganar.

—————————————————

Información relacionada

Ver la entrada del año 2008.

Ver la entrada del año 2009.

Ver la entrada del año 2010.

Ver la entrada del año 2011.

Ver la entrada del año 2012.

Ver la entrada del año 2013.

Ver la entrada del año 2016.

Ver la entrada del año 2017.

Visitar la sección “La Mina”.