¿Es peligroso el móvil? Participación en Quo

El pasado 26 de abril os anunciaba que habían publicado un comentario mio en un Blogobate de la revista Quo.

La selección de esta opinión, junto con el correspondiente nombramiento como “Blogger del mes”, me daba acceso a ser una de las dos firmas invitadas de uno de los próximos debates. Pues bien, ya ha llegado mi hora. Soy uno de los dos tertulianos protagonistas del cara a cara del actual número de Quo (166), correspondiente al mes de julio -que ya está en la calle-. En esta ocasión debatimos sobre la nocividad de los teléfonos móviles para la salud humana. He basado mi punto de vista en los argumentos ya expresados en uno de mis primeros post en Plumilla berciano: ¿Nos estamos friendo los sesos?. Complementados con otros datos y estudios sobre los que he investigado.

blogobate_moviles

Sobre estas líneas podéis ver como queda la página en la revista. Aunque os aconsejo  que la compréis si os gusta, ya que está interesantísima. No obstante, a continuación os dejo el artículo publicado en Quo. Es el inicial, más extenso que el final, que hubo que recortar por la tiranía del espacio.

Las radiaciones de nuestros teléfonos móviles y las producidas por las antenas base de telefonía son, cuando menos ,preocupantes. Y sus efectos, como mínimo, inciertos. A día de hoy no se puede asegurar que grado de peligrosidad tienen, pero precisamente lo que se dice seguras no son. Y es que ni la propia comunidad científica se pone de acuerdo en esta materia. Los expertos están divididos. Tras la publicación de un estudio que demuestra la inocuidad de las ondas, suele aparecer otro que manifiesta que éstas son nocivas.

Lo único claro es que los móviles emiten y reciben radiaciones, que generan un intenso campo electromagnético. Esta energía es absorbida, en parte, por el cuerpo del usuario, lo que podría causar graves trastornos de salud y del comportamiento. De hecho, está comprobado que las frecuencias y sus consecuencias térmicas son las responsables del mal funcionamiento de los marcapasos, de posibles daños en el cerebro y de quemaduras, entre otros problemas. Y aunque no está demostrado que sean cancerígenas, si que podrían acelerar la enfermedad si existiese. Por lo tanto, si son peligrosas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con las evidencias científicas actuales es improbable que las ondas de los móviles provoquen cáncer. Pero esto no quiere decir que sea imposible. Puede que en el futuro nos demos cuenta de que estábamos equivocados.

En este sentido, los profesionales David Carpenter y Ronald Herberman hicieron, en Estados Unidos, un paralelismo entre el padecimiento de cáncer por la utilización de móviles y los tumores pulmonares causados por el tabaco.

¿Tardaremos también 50 años en demostrarlo -como pasó con el tabaco-, o incluso 70 – dilación en quitar el plomo de la pintura-? Ante todo, cautela.

La realidad es que ya no podemos vivir sin móviles. Por lo tanto no hay que ser alarmistas, porque sino tendríamos que alejarnos también del microondas y del ordenador, etc. Eso sí, un poco más de transparencia por parte de fabricantes y operadoras no vendría mal. Habría que centrar los esfuerzos en investigar la peligrosidad de las mismas y en cómo reducir sus posibles impactos en nuestra salud.

———————————————————————————————–

Os animo a que mostréis vuestro punto de vista -opinad sobre este asunto y sobre qué postura de las dos os parece mejor-, tanto en este blog, como en la página de Quo, como en Radiocable.com.

También podéis acceder directamente al debate y hacerlo allí.

19 Respuestas a “¿Es peligroso el móvil? Participación en Quo

  1. Pingback: ¿Es peligroso el móvil? Participación en Quo « Plumilla berciano …

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Pingback: Estreno el primer Wiki-reportaje de Quo - Plumilla berciano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.