Revista 25 aniversario IES La Gándara

Como ya casi todos sabréis, mi instituto, el IES La Gándara de Toreno, celebra este año su 25 aniversario. Una de las actividades estrella ha sido la elaboración de una revista del centro para conmemorar tal fecha.

He tenido la suerte de haber sido invitado para participar activamente en su edición. Al recibir recientemente un ejemplar he comprobado como los responsables de la misma me dan las gracias en numerosas ocasiones. Aunque el que está agradecido por ello soy yo -y orgulloso y feliz-. Verdaderamente creo que no merezco tantos honores. Es cierto todo lo que dicen, pero se han pasado un poco en los elogios, pues considero que cada una de las personas que han colaborado han tenido la misma importancia fuera cual fuese el trabajo que hayan desarrollado. Por lo tanto es un tarea de todos que ha dado muy buen resultado, pues a mí me encanta el producto final.

Portada revista (clic para verla)

Portada de la revista (clic para verla)

Por otra parte, quiero matizar que, aunque el diseño inicial es mio, la imprenta lo ha adaptado a la hora de maquetar, por lo que el merito es compartido e incluso más de ellos, porque lo han dejado muy bonito. Y si hubiese que hablar de un nombre propio habría que escribir el de Simón Rabanal, que es muy modesto y humilde y ni se ha puesto en los créditos. En mi opinión ha hecho lo posible y lo imposible para que esto llegase a buen puerto. Pero tampoco puedo olvidar -y sin desmercer- el trabajo de Maite Fernández -que además de esta iniciativa ha tenido que coordinar mil actividades más a lo largo de todo el curso- y de Carmen García. Además, aunque no sé finalmente al 100% el trabajo que ha desarrollado cada uno, los profesores Alejandra López, Ana Gozález, Chelo Olano, René Román y Rosana Blanco siempre han mostrado su mejor predisposición para colaborar. Mención especial también para Lucila Ojero, que aunque no ha tenido responsabilidad directa en esta revista, porque ha organizado otros mil proyectos simultáneos, siempre está en todo. Ella ha sido quien me ha puesto en contacto con el actual equipo directivo y ha ofrecido gran apoyo durante todo el proceso -al margen de lo que ha redactado y organizado-. Gracias a ellos -y a todos los alumnos, padres, ex-alumnos, ex-profes y otras personas que han colaborado- esta revista ha podido salir adelante.

Como la tirada impresa es reducida, para que todo el mundo la pueda consultar de forma digital, está colgado un archivo en formato pdf en la página web del instituto (también podéis consultarla y descargarla pinchando en la imagen de la portada).

Muchas gracias a todo y, por enésima vez, ¡Felicidades!

———————————————————————————————–

Para destacar un contenido de la revista, aquí os dejo el comentario que escribí yo. No es porque sea mio sino porque me resulta más fácil y rápido y no tengo que pedir permiso a su autor (y de paso os recomiendo que leáis en la revista el artículo de Manuel Seoane, no sólo por mi admiración hacia él, sino porque es buenísimo).

    ¡Enhorabuena! Ya van 25 castañas.
    Aunque suene a tópico: ¿Quién
    lo iba a decir? Ésta y el “parece
    que fue ayer”… puede que sean
    las frases más repetidas de los ex
    alumnos. En mi caso ya van casi
    nueve años que salí de él. De hecho,
    ya van 4 que terminé la carrera.
    Y es que ahora, en 2009, “nuestro”
    Instituto cumple ya un cuarto de
    siglo. Bueno, sinceramente yo no
    recuerdo los inicios, pues calculo
    que tendría 2 añitos. De lo que sí
    me acuerdo es de cuando pisé su
    suelo por primera vez. Corría el
    año 1996, exactamente unos meses
    antes de que se inaugurase el nuevo
    IES La Gándara. Fue durante
    una de esas típicas visitas guiadas
    que se hace en el colegio para ver
    las instalaciones en las que posteriormente
    estudiarás. Sí, pertenezco
    a la afortunada generación
    que tuvo el placer de estrenar el
    actual edificio. La Quinta del 82,
    la de Naranjito, la última en hacer
    “la mili” –de la que por suerte me
    libré-. Y la primera en no utilizar
    el insti viejo –junto con las del 83
    y 84, por la implantación de la
    ESO-. En octubre de ese mismo
    año, un pelín nervioso y un tanto
    ‘acojonado’, empecé mis clases en
    3º de la ESO –equivalente a 1º de
    BUP-. Era una época de cambios
    y estos siempre son duros. Pero
    ojalá todas las preocupaciones en
    la vida fueran como esta. Aunque
    de eso te das cuenta más tarde. Y
    te ríes, por supuesto.
    Rememoro mi época del Instituto
    con nostalgia, pero con alegría.
    Fueron tiempos muy felices. Creo
    que junto con los de la universidad,
    los mejores. O por lo menos,
    eso dicen. Pensando en ello, se me
    vienen a la cabeza multitud de
    situaciones y de personas. Compañeros,
    profesores –todos, pero
    Lucila y Manuel Seoane en especial-,
    colegas y amigos. Sin duda,
    lo mejor: la gente. Algunos permanecen
    en nuestras vidas y con
    otros pierdes el contacto. E incluso
    alguno ya se fue. Pero que os
    voy a contar… Bueno, sólo pretendo
    plasmar mi experiencia… por
    si a alguien le sirve… pero cambio
    de tercio porque no quiero parecer
    el ‘abuelo cebolleta’. Aunque
    empiezo a peinar canas, tampoco
    soy tan viejo.
    A los actuales alumnos os diría
    que independientemente de lo
    que vayáis a hacer en el futuro
    aprovechéis vuestro paso por “La
    Gándara”. Es tiempo de diversión,
    pero también de formación.
    Es una edad muy dura, pero debéis
    de exprimir al máximo vuestra
    estancia y aprender lo máximo
    posible, de todo, porque esta
    oportunidad sólo pasa una vez en
    la vida. Y sino corréis el riesgo de
    arrepentiros en un futuro, porque
    normalmente te sueles arrepentir
    de lo que no hiciste. La base que
    adquiráis ahora como personas y
    profesionales os marcará sin duda
    en el futuro. Y como dice el refrán,
    el saber no ocupa lugar. Sobre los
    “profes”, aunque a veces parezcan
    un poco “cabroncetes”, lo hacen
    todo por vuestro bien. Y, aunque
    no lo parezca, tienen una paciencia
    enorme.
    Enhorabuena a los alumnos, profesores,
    ex alumnos, ex profesores,
    personal de servicios y toda
    y cada una de las personas que
    hayan pasado por el Instituto en
    este tiempo. A por otros 25. Sería
    una buena señal. Y es que a pesar
    de que el número de alumnos decrezca,
    el centro en estos tiempos
    es más necesario que nunca.
    ¡Felicidades!

0 Respuestas a “Revista 25 aniversario IES La Gándara

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.