Archivos de la categoría Cultura

Presentación de «Camino Negro», en Madrid

María Luisa Picado, escritora ligada a Matarrosa del Sil, presentará este jueves, 16 de mayo, su novela «Camino Negro» –editado por Angels Fortune-, en Madrid. Todos la conoceréis porque, además de ser muy activa en medios sociales, os la hemos presentado ya en Plumilla Berciano, cuando estuvo en Toreno hablando sobre otra de sus obras, «El Último Camino».

«Camino Negro» es una novela que tiene como escenario el pueblo de Matarrosa, además de otras localidades cercanas de nuestra cuenca minera, como mi Toreno natal, o Villamartín, Santa Leocadia, Peñadrada, Fabero, Langre y Ponferrada.

Camino Negro. María Luisa Picado. Plumilla Berciano

María Luisa Picado, extremeña de nacimiento, barcelonesa de residencia y berciana de adopción nos cuenta en este interesante libro recorre las historias vividas por los habitantes de esta zona, en un pasado cercano. Concretamente, la historia hace retroceder a los lectores a los años sesenta y al franquismo, para descubrir la lucha y el alma de un pueblo minero. Como los lectores bercianos sabréis -y el resto puede que también- nuestra comarca vivió hasta hace muy poco casi exclusivamente de las minas de carbón. En «Camino Negro», por tanto, tiene mucha importancia la minería del cargo, las huelgas mineras y la lucha de los protagonistas, en general, por crecer como personas y defender sus derechos. Igualmente, como curiosidad, cabe destaca que el párroco de Matarrosa, defensor de la cultura y de los derechos de los mineros, luchador incansable que guardaba los libros en bolsas de plástico entre montones de carbón, lleva al lector de la mano, junto con otros personajes, para conocer una forma de vivir, una forma de luchar y un pedacito de nuestra historia.

Sigue leyendo

Los míticos Toi están de vuelta, de la mano de Birttu

Todos recordaréis a los míticos Toi, aquellos personajes de los cromos de Bollycao que surgieron a finales de los años 80 y que fueron muy populares entonces y  durante buena parte de los 90. Quienes éramos niños por aquella época los adorábamos y puede que, hasta ahora, tuviésemos cierta nostalgia de ellos. Salvo los más pequeños, seguro que la gran mayoría tenéis en mente a ese duendecillo verde con antenas, que apareció por primera vez como ilustración en la prensa catalana y que posteriormente se hizo famoso en los mencionados bollos. ¿Os acordáis cuando nos contaba que ‘Toi fadao’, ‘Toi agotao’, ‘No Toi’, etc? Pues bien, ya no tenemos que echar de menos a estos diablillos, porque han vuelto, gracias a la startup berciana Birttu.com, desarrolladora de un plugin de comentarios para páginas web que funciona en red entre los sitios y que cuenta ya en su propio medio social con más de 12.000 perfiles de comentaristas activos en España. En Birttu han recuperado a los Toi, pues son sus emoticonos.

Toi Birttu - Plumilla Berciano

Exposición ’30 años de los Toi’

Pero no acaba aquí la cosa, porque para aquellos que tengáis mono de verlos físicamente, Birttu nos los trae al Bierzo, junto a su creador Jordi Catalá. Con motivo del 30 aniversario de aquella primera vez que el diablillo verde viera la luz y unificara en una una imagen iconográfica la expresión de sentimientos, se ha creado una exposición itinerante denominada ’30 años de los Toi’. El punto de partida es Ponferrada, convirtiéndose la capital del Bierzo, por tanto, en epicentro de este hito. Pero, además de comenzar en nuestra comarca, la muestra también visitará diversas localidades de toda la geografía española. Los que estéis interesados podéis verlos a partir de esta misma tarde en el Museo del Bierzo, en cuya inauguración estará el periodista, infografista e ilustrador catalán, padre de estos graciosos personajes. A quienes no os sea posible asistir hoy, no os preocupéis, puesto que tendréis aproximadamente un mes para hacerlo. Concretamente, hasta el 28 de abril.

Es una auténtica oportunidad para poder volver a ver de cerca a estos personajes que dieron el pistoletazo de salida a una era de comunicación iconizada, la que fue, sin duda, la primera viralización de emoticonos, así reconocidos internacionalmente. A ellos le seguirían las caras de Acid y en su versión más moderna los emojis de mensajería online (SMS o WhatsApp) o los stickers de Telegram.

Toi Birttu - Plumilla Berciano

Sigue leyendo

Nuevas esculturas de Arturo Bruzos, en Toreno

El Ayuntamiento de Toreno inauguró ayer domingo 2 esculturas de Arturo Bruzos, artista local de esta villa berciana, a las que se sumó también una placa explicativa que informa sobre el significado y fecha de colocación en esa emplazamiento del monumento La Picota, hecha de granito y con soporte de hierro.

Precisamente fue la creación de este nuevo letrero la que propició el nacimiento de estas dos nuevas esculturas en Toreno. El Ayuntamiento encargó la base para la pieza señalética de La Picota -una manos que sujetan la piedra explicativa- a Arturo Bruzos y durante el proceso de elaboración surgió la idea de realizar varias esculturas para disfrute de los vecinos y, sobre todo, para que los turistas tengan un aliciente más para visitar Toreno. La concejala de Cultura, Kleme Mancebo, explica que «nos dimos cuenta de que más allá de los monumentos históricos como La Picota o la torre del Palacio del Conde de Toreno, hasta ahora no existía ninguna obra contemporánea». Por eso, «le sugerimos a Arturo la posible realización de las obras y le indicamos los dos lugares donde nos gustaría colocar dos esculturas modernas y, como él es el artista, le dimos total  libertad de creación».

Arturo Bruzos. Plumilla Berciano

El autor, Arturo Bruzos y operarios del Ayuntamiento, instalando la escultura, antes de su inauguración. Fuente imagen: Ayuntamiento de Toreno.

La primera de las obras está situada junto a la residencia de la tercera edad «Las Candelas» y lleva por nombre «Nunca Olvides». Se trata de una figura que representa a un abuelo o a una abuela, con bastón y una mano en la frente en actitud pensativa, que lleva una leyenda al pie que reza las palabras que le dan título. Es, por tanto, un homenaje a todos aquellos abuelos que son figuras clave en sus familias.

Esculturas Arturo Bruzos Toreno. Plumilla Berciano

Esculturas Arturo Bruzos Toreno. Plumilla Berciano

En cuanto a la segunda escultura, «Una familia», está emplazada junto al Centro de Día. Sus protagonistas son una madre, un padre y su hijo.

Ambos trabajos están realizados en hierro forjado y estos incorporan cantos rodados del río Sil.

En lo referente a la piedra informativa de La Picota, esta está sujeta por una estructura de hierro que simula unas manos. En la inscripción se puede leer que «La Picota o Rollo fue situada en este lugar en 1580. Se le conocía indistintamente con los nombres de Rollo -símbolo de jurisdicción civil- y Picota -símbolo de jurisdicción criminal-. En torno suyo, solían celebrarse los concejos y actos públicos civiles de gran importancia».

Esculturas Arturo Bruzos Toreno. Plumilla Berciano

Esculturas Arturo Bruzos Toreno. Plumilla Berciano

Fuente imágenes: Ayuntamiento de Toreno / Roberto Leite.

Al margen de todo esto, precisamente La Picota ha estado en las últimas semanas de actualidad, debido a su reciente restauración. O más bien, a su no restauración o al fracaso en el intento de ello, ya que tanto desde el Ayuntamiento, como gran parte de los vecinos no están nada conformes con el resultado final. Como muchos sabréis, La Picota es un monumento que está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC), una figura jurídica que protege el patrimonio histórico español. La institución responsable de su conservación es la Junta de Castilla y León y, por tanto, la encargada de su restauración. Por tanto, nadie más que la Junta puede realizar obras en el monumento. La concejala de Cultura, Kleme Mancebo, valora los trabajos como «decepcionantes», aunque asegura que «la culpa no es de la empresa que realizó la restauración, que lo ha hecho lo mejor que ha podido para los recursos con los que contaba, sino de la Junta de Castilla y León, por no invertir lo necesario». De hecho, el Ayuntamiento había presentado un informe técnico en el que se estimaba de forma profesional una inversión de 15.000 euros y la institución regional decidió únicamente destinar 2.000 euros, que han servido básicamente para rejuntarla de mala manera y poco más. Para haber hecho esta chapuza valía más que no la hubiesen tocado, porque, aunque era necesaria su restauración, el estado actual es mucho peor que el anterior a estos trabajos. Esperemos que la Junta reconozca su error y no tenga la desfachatez de dejarla así, tanto por el valor histórico que tiene, como por el simbólico para los habitantes de Toreno.

Sigue leyendo

El Silencio de los Justos, de ruta por el Bierzo

El escritor barcelonés Fernando García Lobo, natural de Hospitalet de Llobregat, pero con raíces bercianas, presentará su nuevo libro «El Silencio de los Justos» (Ediciones Hades) en diversas localidades del Bierzo, zona  protagonista de parte de la trama, durante las próximas semanas.

La obra narrativa cuenta la historia de Jose. Unas flores desconocidas en la tumba de su padre son el punto de partida de la investigación del protagonista para saber quién y por qué realiza esa ofrenda. Con una vida desordenada a nivel emocional, esta búsqueda en el pasado de su familia le sirve no solo como vía de escape a sus problemas, sino que acaba representando un acercamiento a su padre para cerrar cuentas pendientes y curar heridas olvidadas.

Narrada en dos líneas argumentales, pasado/presente, a caballo entre Barcelona, el Bierzo y Asturias, esta historia hará viajar aa los lectores a la Guerra Civil española y al periodo de la posguerra.

El Silencio De Los Justos. Fernando G. Lobo. Plumilla Berciano

Tanto en un tiempo como en el otro, la historia indagará en los personajes, mostrándolos tal y como son por dentro. Sus sentimientos, miedos y anhelos, mezclados con la esperanza de un futuro mejor. Destacan la temática de las dificultades de la vida, donde la amistad y sobre todo el amor resultan fundamentales para seguir a flote cuando todo se ha hundido alrededor. Tanto en el pasado, como, también, en el presente.

Sigue leyendo