Manifestación en Madrid en defensa de la minería del carbón

Por desgracia, la problemática de la minería del carbón vuelve a estar de actualidad. En el año 2010, en Plumilla berciano hicimos un seguimiento de las movilizaciones mineras ocurridas por aquel entonces, que parece que no han servido de mucho. Y ahora, en menos de 2 años, lamentablemente, los mineros han tenido que volver a echarse a las calles y a encerrarse en los pozos. El sector estaba tocado de muerte y parece que esta vez podrían haberlo hundido definitivamente. Aunque en este caso concreto no ha sido la Unión Europea ni otro tipo de factores externos, sino que el verdugo es nuestro propio Gobierno. Y es que, resumiéndolo mucho, el Ejecutivo popular de Mariano Rajoy, con su ministro de Industria, Energía, y Turismo, José Manuel Soria (@jmsoria), al frente, han recortado el 63% de las ayudas a la producción de carbón nacional ya comprometidas. Un hecho que se une al resto de despropósitos llevados a cabo durante los últimos años y que provocará, inevitablemente, el cierre de las explotaciones mineras, una tremenda pérdida de miles de empleos (directos e indirectos) y la muerte y despoblación de las cuencas mineras y de todas sus áreas de influencia.

Pero aún estamos a tiempo de que esto no ocurra. Por lo que os invito, a todos los que podáis venir a Madrid mañana, jueves 31 de mayo, y a todos los madrileños vinculados o no al carbón y a sus zonas de producción, a que acudáis a la manifestación que se iniciará a las 11 de la mañana en los aledaños del Estadio Santiago Bernabéu y que concluirá en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Aprovecho para transmitiros los motivos por los que yo voy a asistir, que espero que sirvan para contextualizar la situación.

Es muy complicado explicar a personas que no hayan tenido relación con la minería este problema. Y en mi caso más difícil, pues soy, por decirlo de alguna forma, juez y parte. Soy hijo de mineros y puede que no sea del todo objetivo, aunque los hechos son los que son y trataré de transmitirlos con la máxima honestidad. Por otra parte, también es comprensible que muchos ciudadanos no entiendan estas reivindicaciones en estos tiempos en los que vivimos, y más con la que está cayendo, con la crisis como excusa. Sinceramente, puede resultar raro que a estas alturas los mineros se tengan que manifestar y volver a repetir las mismas luchas llevadas a cabo hace 20 años o incluso hace 50, pero es que no queda otra. Os aseguro que no lo hacen por gusto ni por molestar a nadie, sino para defender su trabajo, a sus familias y, de paso, a sus localidades y regiones. ¡No les queda otra!

Muchos pensarán que, como ocurrió en otros sectores, estos profesionales están condenados a una reconversión. Y puede que no les falte razón. De hecho esta ya se ha producido y continúa. Está claro que el modelo productivo está cambiando poco a poco y que en el futuro este no podrá ser igual que en el presente ni mucho menos como en el pasado. Pero es que en las cuencas mineras de España las cosas no se han hecho bien y ahora, más que nunca, estamos pagando las consecuencias. Por poner un ejemplo, en el caso concreto de las comarcas leonesas del Bierzo y Laciana la reindustrialización minera ha sido un fraude. Ha servido para que unas cuantas compañías “alternativas” se llenaran los bolsillos con subvenciones y para que unos pocos empresarios mineros diversificaran sus participaciones industriales. Si a esto sumamos que en España el único recurso energético autóctono es el carbón y que el Gobierno y la Unión Europea están investigando como lograr que su quema no emita CO2, -en Ponferrada y Cubillos del Sil, a través de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden)– entonces la reserva estratégica de este mineral es capital y las movilizaciones para que exista un futuro mejor necesarias. Aunque no quiero repetir argumentos ya expresados en otras entradas anteriores como: Si esto no se arregla… guerra, guerra, guerra; Segunda Marcha NegraAún no está todo arreglado…, y en La Problemática del Carbón Autóctono.

Os recomiendo consultar estos post si no estáis familiarizados con el tema, para haceros una idea de la dimensión real del problema.

También no es menos cierto que El Bierzo y Laciana tienen que empezar a mirar con ganas a otros sectores productivos, como son el agroalimentario y el del turismo, sin dejar a un lado la reserva estratégica de carbón, junto con la producción de fuentes de energía realmente alternativas y renovables.

Como sabéis, soy un fiel defensor de estas energías limpias, pero nuestro país todavía no está preparado para abastecerse solo de ellas. Y, por desgracia, puede que no lo esté nunca, debido a las decisiones que se están tomando últimamente. Pero una cosa no está reñida con la otra. No os engañéis, no se está acabando con la minería de carbón para potenciar las renovables, pues el Gobierno también ha retirado las subvenciones a estas. Se seguirá quemando carbón, pero todavía traerán más de fuera, mientras aumenta la generación de la energía nuclear y la dependencia de la producción exterior. ¡Qué hipocresía! ¿No sería mejor y más barato potenciar las energías renovables y el consumo de un carbón más limpio, a tener que comprar a precio de oro la energía producida por otros países, como Francia? ¿Y de paso contribuir a fijar población en zonas ya castigadas de por sí y evitar su defunción? Vaya preguntas más estúpidas. Nuestros políticos no toman siempre las decisiones más lógicas. Aquí pasa igual que con la inversión en investigación y en I+D+i. Parece que es más barato recortar y permitir la fuga de cerebros. Menuda inversión. Pan para hoy y hambre para mañana. Y seguro que mucho más hambre que en la actualidad. Así nos va.

Por todo estoy y otras muchas cosas, que no voy a contar para no extenderme más, yo estaré mañana en la manifestación de Madrid. Y os animo a todos aquellos que podáis a que hagáis lo mismo, pues sino, nuestra tierra se morirá. Por lo menos, hay que intentar que no ocurra y, también, ser solidarios con los mineros, pues ellos lo han sido siempre con otras protestas y colectivos y han permitido el crecimiento y desarrollo de nuestro país, en otros tiempos que eran mucho peor que los actuales, aunque nuestro futuro puede que sea peor que el de nuestro antepasados y más negro que el propio carbón.

Aprovecho para agradecer y animar a todos los mineros que a día de hoy se encuentran encerrados y al resto, que también se están movilizando, así como a sus familias.

¡Por la defensa de la minería del carbón!

¡Por la defensa de las comarcas mineras!

¡Qué no nos roben lo que es nuestro! ¡Qué no nos quiten nuestro futuro!

11 Respuestas a “Manifestación en Madrid en defensa de la minería del carbón

  1. Pingback: La metáfora del turismo para explicar la crisis del carbón | Plumilla berciano

  2. Pingback: Feliz Santa Bárbara 2012, patrona de los mineros | Plumilla berciano

  3. Pingback: La metáfora del turismo para explicar la crisis del carbón - Plumilla berciano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.