¡En marcha la séptima Ciberbotillada!

¡Ya llegó! ¡Aquí está una edición más de la ya tradicional y ansiada Ciberbotillada! ¡Ya es 24 de diciembre, Nochebuena! Y, como todos los años, en Plumilla berciano regalamos por estas fechas 10 botillos del Bierzo. ¡Y, con esta, ya van 7 ediciones!

Esto quiere decir que desde estos precisos momentos ya podéis participar en esta iniciativa. Para el que todavía no la conozca, os contamos que volvemos a regalar 10 botillos del Bierzo, totalmente gratuitospor cortesía del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Botillo del BierzoEsta institución cede los premios y también será la encargada de enviar los botillos a los ganadores, a través de transporte especial, dentro del territorio nacional, como siempre ha realizado desde la segunda edición.

Mecánica de participación

La forma de conseguir un botillo gratuito es muy similar a la de años precedentes. La mayor parte de vosotros ya la conoceréis, pero, por si acaso, para lograr uno de los premios hay que participar en la sección de comentarios de este post. Es decir, concursaréis al hacer un comentario. En vuestro mensaje tenéis que explicar, lo más creativamente posible, por qué queréis una pieza del embutido rey berciano.

ciberbotillada2014_2baja

Como siempre, el primer lector en comentar tendrá premio directo. Los 9 botillos restantes serán sorteados entre los 20 mejores participantes, para obligaros a que os estrujéis un poco las neuronas. Esto quiere decir que entre todos los participantes elegiremos a los 20 mejores y de entre todos estos se sortearán los 9 que restan. Por lo tanto, habrá una selección final de 20 comentarios, elegidos por criterios como la originalidad, creatividad, calidad, etc. y la suerte hará el resto.

No olvidéis que aunque el concurso está abierto a todo el mundo, esta acción está dirigida principalmente a todas aquellas personas que no sean naturales del Bierzo y que sientan interés por descubrir el botillo -o que se hayan quedado con ganas de comer más tras probarlo por primera vez, extensivo a bercianos que están fuera de la región y que no tienen fácil acceso al mismo-. Por ello, el objetivo del concurso es, además de premiar vuestra fidelidad y felicitaros las fiestas, dar a conocer este embutido y promocionar el Bierzo entre todos los lectores de este blog.

El plazo de participación comienza en estos mismos instantes y se prolongará hasta las 23.59 horas del viernes 9 de enero de 2015.

Comida de entrega de premios

A pesar de que los botillos se enviarán a los domicilios de los ganadores sí estos así lo desean, desde hace ya 2 años celebramos una comida de entrega de premios en la que la mayoría de los premiados asisten a recoger su premio.

ciberbotillada2014_fotofamilia

Por tercer año consecutivo el evento de entrega de premios se celebrará en el restaurante La Moncloa de San Lázaro, de Cacabelos, en el que también degustaremos botillo, de forma totalmente gratuita, igualmente por cortesía del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Botillo del Bierzo, que aportará los botillos necesarios para poder celebrarla. Mientras que en La Moncloa se han vuelto a ofrecer para dejarnos el espacio y para cocinar y servirnos tan rico manjar, como ellos tan bien saben. Pero el botillo no estará solo e irá acompañado de otros platos y vinos, también, como siempre, cortesía de La Moncloa.

En esta edición, la comida se celebrará el sábado 24 de enero de 2014. A ella asistirán los premiados y sus acompañantes, pero también está abierta a otros lectores del blog que decidáis inscribiros, hasta un máximo de 40 personas, como ya es habitual.

No obstante, como siempre es mayor la demanda que la oferta y queréis asistir muchas más personas de las plazas que hay, este año, como novedad, hemos decidido dar la posibilidad de que los que no consigáis las 40 invitaciones gratuitas, podáis asistir si lo deseáis, al precio simbólico de 15 euros por persona. De estas entradas con un pequeño coste, su importe irá destinado a cubrir parte de los gastos de ese menú, aunque el botillo también será cedido gratis por el Consejo Regulador del botillo, mientras que desde La Moncloa subvencionarán parte de ese menú y de la logística necesaria para realizarlo, que no es poca y, los que habéis asistido otros años lo podréis reafirmar, realmente merece la pena.

Por lo tanto, hay 40 invitaciones -sin coste- y, además de estas, otro tipo de entradas a un módico precio de 15 euros -a los que se aplican 1,50 euros de gastos de gestión, que cobra la empresa que realiza la venta online-, para que nadie que lo desee se quede sin poder acudir.

¡Mucha suerte a todos los participantes!

¡Felices fiestas!

guest
Escribe aquí tu nombre
Facilítanos tu email -no es obligatorio-
¿Tienes web?
Al realizar tu comentario y marcar esta casilla aceptas la Política de privacidad. En cumplimiento del reglamento de protección de datos europeo RGPD, te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratado por mi, Juan Manuel González Colinas, como autor del blog Plumilla Berciano, con dirección en Madrid. El responsable y el encargado del mismo soy yo. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te pedimos es para poder gestionar la solicitud que realizas en esta área de comentarios / formulario de contacto. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. No se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal o que sean necesarios para la gestión de algún concurso, como la Ciberbotillada, sobre lo que también se informará en las bases de los mismos. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en el blog Plumilla Berciano (Juan Manuel González Colinas) estamos tratando tus datos personales, por tanto, también puedes acceder a los mismos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión, cuando estos ya no sean necesarios para los fines recogidos. Puedes ejercer cualquier de estos derechos a través del email anteriormente citado. Legitimación: Consentimiento del interesado.
74 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Faraona
Faraona
24 de diciembre de 2014 20:37

Voy a escribirlo rápido porque quiero ser la primera. Pero si no lo soy, luego haré uno más original. Botillo botillo botillo botillo botillo, nunca he probado el botillo. ¡Seguro que me gusta!

Sara Navarro
Sara Navarro
24 de diciembre de 2014 20:55

Botillooooo! Solo le falta ser Light para ser el manjar de los Dioses! Que narices: no le falta nada! Feliz Navidad!

Pedro J. Guirao Marco
Pedro J. Guirao Marco
25 de diciembre de 2014 18:57

Cuando aterrizó, vió con sorpresa una sociedad enfrentada. Unos pocos dominantes despojaban de futuro a la mayoría creando un clima opresivo y deprimente. Él, pensó largamente en el presente de su mundo que pudiéramos utilizar en beneficio de la hermandad de ambos bandos… eligió el botillo, lo depositó con cariño en tierras bercianas y regresó feliz a su planeta.

José Antonio
José Antonio
25 de diciembre de 2014 18:59

Como el botillo es adictivo y soy un botillomano que mejor oportunidad que escribirte, comentartelo y encima si soy uno de los afortunados, degustarlo..Todo perfecto! Un saludo, felices fiestas y feliz ciberbotillada!!

Jorge de Miguel Girón
Jorge de Miguel Girón
25 de diciembre de 2014 19:36

Por fin llega la Cibertibotillada!! Asistí el año pasado, y lo pasé tan bien, que esperaba con ansia que llegase el momento de repetir.
¿Que por qué quiero un Botillo? ¡¡Pues es que está buenísimo!! Y poder disfrutarlo rodeado de amigos es insuperable. ¿Y qué decir de los estupendos vinos del Bierzo?

¡¡Gracias JuanMa!!

Sergio Lopez
Sergio Lopez
25 de diciembre de 2014 21:35

¡Hola a todos! Yo estuve el año pasado y este año repito (y si me toca además el Botillo, mejor que mejor) Y aunque seáis mi competencia para que me toque, os animo no sólo a participar, sino también a ir a la Ciberbotillada en La Moncloa de San Lázaro. ¡Simplemente espectacular!

Alfredo
Alfredo
26 de diciembre de 2014 00:09

¡Quiero un botillo………………………!!!!!!! ¿El botillo me querrá a mi?

alvaro
26 de diciembre de 2014 10:15

Que un burgalés como yo, amante de la buena morcilla, cordero, vino y otras viandas de la tierra del Cid no haya comido nunca ese manjar que dice que es El Botillo….pues delito tiene valgame Dios!!!!

Prometo tuiteatlo, facebookearlo, instagramearlo y hasta contarlo persona si hace falta 😉

Luis Ángel Girón
Luis Ángel Girón
26 de diciembre de 2014 10:33

¡Hola! Pues quiero que me toque el botillo porque mi pareja tiene que conocer semejante manjar de dioses.

Inma
Inma
26 de diciembre de 2014 11:11

Mmmmmmmmmm.!!!!! Botillo. A dieta llevo todo el año para poder disfrutarlo. Si hay botillo en mi casa le salen novios por doquier. Todo el mundo quiere probarlo, y no me extra.
Ahhh que rico el botillo.

Paloma Atienza Gómez
Paloma Atienza Gómez
26 de diciembre de 2014 11:57

¡Hola! Mi nombre es Paloma y me gustaría contaros que desde niña mis tíos en lugar de darme la propinita habitual, me regalaban un choricito o un lomito… no os digo más. Desde siempre soy fan absoluta de los embutidos ricos que tenemos en este país y nada me podría hacer más ilusión que ser la ganadora de uno de vuestros botillos y poder degustar los productos de El Bierzo. Tenemos que convencernos de lo buenos que somos y de lo bueno que hacemos, eso que nos hace diferentes y que hace que se nos recuerde más allá de nuestras fronteras. Nuestra gastronomía y nuestros productos lo son y, por eso, quiero daros la enhorabuena por esta genial iniciativa que lanzáis cada año.

Pablo Gutierrez
26 de diciembre de 2014 13:05

Me encanta esta iniciativa Juanma!!! Siempre es un lujo poder disfrutar de los botillos lejos de casa!!

Un saludo y felices fiestas

SARA
SARA
26 de diciembre de 2014 13:50

Buenos días,!!

Pues que decir… si es que no hay palabras, es una de mis comidas favoritas, aunque me gustaría poder disfrutar de este botillo (si me tocara) con la familia política, ya que han degustado botillos, pero no como los de El Bierzo.

Espero tener suerte, y este año poder cocinarselo.

Un saludo

y

Felices Fiestas

Julia
Julia
26 de diciembre de 2014 14:41

Me encanta el botillo, soy una auténtica fan!

mari carmen Rodríguez
mari carmen Rodríguez
26 de diciembre de 2014 16:04

Después de una mala época de salud, me gustaría que en el año 2015 tuviera mejor suerte, y que mejor que comer un buen botillo en buena compañía, un beso y a ver si hay suerte. ..:)

enrique rodriguez
enrique rodriguez
26 de diciembre de 2014 16:05

El botillo y sus complementos deberia recetarse en la seguridad social ahora que hay crisis por poco dinero se curan las enfermedafes del cuetpo y del espiritu. Hay que regarlo con vinillo adecuado y se ve todo de otro color. Salud

jose
jose
26 de diciembre de 2014 16:11

No hay mejor manjar que un buen Botillo en buena compañia dentro de un ambiente inmejorable y para ello no hay comparación que se asemeje ala Botillada y para ello ojalá una invitación llegue a mi y asi disfrutar de algo sin igual. Un abrazo y Viva La Botillada

Sara Pomeda
Sara Pomeda
26 de diciembre de 2014 19:16

Hace un poquillo,
me tocó un botillo,
estaba tan riquillo,
que todo el mundillo,
quiere un cachillo, .
Si me toca esta vez
, repartiré,
y a todos les diré
que el mejor botillo
del Bierzo es.
¡Felices fiestas!

Paco Vuelta
Paco Vuelta
28 de diciembre de 2014 10:16

Amigo Juanma, ya que en esta edición tenemos la posibilidad de participar te agradecería la manera efectuar el pago para poder asistir acompañado. Y como el concurso va destinado para aquellos que deben conocer nuestra gastronomía Berciana me gustaría aportar algo que creo interesante. En Toreno tenemos muy cerca de nosotros “La casa madre de la Cofradía del Botillo”. Fundada por un Toreniense llamado Pepe Corral y teniendo documentación escrita desde el año 48. Este año año 2015, el 28 de Febrero en TORENO a petición de la mayoría de los cofrades tendrá lugar la 67 edición.

Fer A. Olano
Fer A. Olano
28 de diciembre de 2014 17:37

Si hay una cosa que no logro explicar con palabras a mi familia política vallisoletana es a qué sabe el botillo. Así que no se me ocurre mejor manera que explicarselo mediante el paladar, con una degustación del botillo de la genial ciberbotillada. Saludos.

Susana
Susana
28 de diciembre de 2014 22:17

Me apetece mucho un botillo y no es una inocentada. ¡Qué me toque!

victor fernandez
victor fernandez
29 de diciembre de 2014 01:21

Para los altos, para los bajos, para los que rien, para los optimistas, para los pesimistas, para los amigos, para la familia, para los que juegan, para los de alli, para los de aqui, para los que te quieren mucho, para los que te quieren poco, para ellos, para ellas, para los sencillos para los complicados, para los que viven, para los que participan, para nosotros… porque el botillo es para todos.
un saludo juanma nos vemos en la moncloa un año mas porque es un peregrinaje que hay que hacer al menos una vez al año.

Carlos NF
Carlos NF
30 de diciembre de 2014 00:32

Botillo ñam ñam.. que rico.

Almenarawiki
Almenarawiki
31 de diciembre de 2014 19:20

¡Qué delicia! Ojalá me toque uno para poderlo compartir con mi familia.

Eva F.
Eva F.
1 de enero de 2015 19:33

Sería estupendo comenzar el año con un buen botillo debajo del brazo.

Angel
Angel
2 de enero de 2015 00:13

Puffff, que ganas de botillo. A ver si me toca uno.

Ana Belén Álvarez Álvarez
Ana Belén Álvarez Álvarez
2 de enero de 2015 11:53

¡¡Buenos días!!
Como buena Berciana,allá estado en Lérida,Barcelona y ahora en Lugo.
Llevo como estandarte el orgullo de ser Berciana,intentando qué más gente conozca nuestra tierra y cultura allá donde esté. Y así conseguir intercambio cultural con otras regiones.
Estaría bien conseguir una de esas invitaciones y que fuera doble,así poder asistir acompañada. Gran iniciativa,¡¡ me parece estupenda!!.
Creo que no debería faltar el botillo, nuestros caldos y otros productos Bercianos,en ninguna mesa en estos fríos días de invierno.
Feliz año para todos
Desde Lugo un abrazo de esta Berciana que ama sus raíces y nunca las olvidará,aunque mis sueños estén en otro lugar.
ATT
Ana Belén Álvarez

Maribel Macía Hidalgo
Maribel Macía Hidalgo
2 de enero de 2015 14:39

Botillo del bierzo… Gusto a tradición.

Orgullosa de esta tierra que me adopto, ya hace años, he crecido entre tradiciones y gusto por el comer en este gran Bierzo que todo abraza con sus montañas.
Unas montañas que antaño no eran fáciles para quien las andaba, y con un clima de: “nueve meses de invierno y tres de infierno” como siempre me han dejado claro…
Pero quizás por su clima, por su mágico clima… Y esas nieblas interminables, el bierzo es así… Recio y bravo pero majestuoso.
Y así es… Su gente, su cultura, su gastronomía…
Siempre es el resultado del trabajo, la perseverancia y el entorno lo que hace el equilibrio.
El Botillo… Desde que crían al cocho o siembran el pimiento, en el campo, hay mucho que andar y trabajar para verlo convertido en manjar…
Todo es tiempo y dedicación, y simplemente eso es lo que le da definición… No es que este rico, que es obvio, es el ver en ese plato cargado de rojas carnes el esfuerzo que se a hecho desde meses atrás, para ese resultado con un fin tan fugaz… Y a su vez, sentimental.
Al final siempre el esfuerzo tubo su recompensa… Y comer el Botillo se celebra en familia, aunque no sea siempre de sangre, y se disfruta en corro marinado con un buen vino, que también tuvo su reposo, y cachelos o verduras varias que con mimo se cultivaron y recogieron ya hace semanas.
Comer el Botillo es un ritual, que aunque lejos y sin los más cercanos siempre te hace volver al hogar…
Maribel Macía Hidalgo.

Carolina
Carolina
2 de enero de 2015 15:07

Hola a todos! Aquí una berciana exiliada a tierras gallegas, donde tb hay cocína excelente, pero no hay botillos.Soy buena embajadora pero sin pruebas no me creen ( y os digo que no hay cosa más escéptica que un gallego) .Mandadme un botillin para Ourense, que les voy a organizar una comida que los voy a dejar flotando!! Y dejamos el pabellón bien alto.Supongo que sabéis que aquí hay algo parecido llamado butelo y androlla pero nada que ver…no le echan rabo de cerdo y yo lo extraño un montón.Lo dicho, enviarme uno de esos tesoros y entre los dos hacemos de embajadores del Bierzo ( tb se aceptan unos buenos chorizos de Molina para acompañar!! )

VictorAR
VictorAR
5 de enero de 2015 18:23

Me encantaría poder ganar uno. ¿Me lo traerán esta noche los reyes? Ojalá.

Anselmo Prada León
Anselmo Prada León
8 de enero de 2015 17:35

Estoy deseando llegar al Bierzo
para abrazar a mi gente
y sentir la gran emoción
de comer ese botillo,
acariciado por el amor
que me brindan los amigos.

Anselmo Prada León
Anselmo Prada León
8 de enero de 2015 17:48

La Séptima Ciberbotillada, viene
entre canciones y recuerdos,
trae bellas ilusiones
a los amigos de El Bierzo.

Nada se puede comparar
a esta radiante belleza,
parece un adornado altar
donde reza la naturaleza.

Los montes de nuestra tierra
están tan cerca del cielo,
que se tocan las estrellas
sólo con estirar los dedos.

Los bercianos que ausentes
de esta preciosa tierra,
tenemos que tener presente
que siempre, El Bierzo nos espera.

Abrazos para todos de Anselmo.

Pablo Herreros
8 de enero de 2015 19:58

Las lágrimas a cuajo se me saltan de pensar en semejante dieta saludable. Pudiendo empezar el año con las viandas de El Bierzo, ¿quién será el mequetrefe que se plantee un triste trozo verde de lechuga sin sal? Solo un botijo marciano.

Y para colmo, nos lleváis en volandas a La Moncloa, con todos vuestros reaños. ¡Ole tú, Juanma, y OLE los botillos bercianos!

vero
8 de enero de 2015 21:03

Ver un botillo con sus patatas es viajar en el tiempo a casa de mis abuelos paternos en Ponferrada. Quizás en septiembre no es la mejor época para degustarlo por el calor, pero nunca en una Encina falto un botillo. Ahora que no están y apenas vamos por allí es cuando más lo echo de menos. Botillo es familia, risas, vino…aun recuerdo la primera vez que lo probó mi marido sevillano (pobre) y lo tomó con agua…acostumbrado a las tapitas! El botillo pudo con él! Para todos aquellos que no lo conozcan animaos a probar el botillo! Ah! y me pido el rabito!

vero
8 de enero de 2015 21:10

Botillo es sentarse alrededor de una mesa nerviosa, descorchar una botella de vino de ese que tiñe las copas…:-¿que uva es esa papá? Mencia! y así una Encina y otra…quizás no la mejor época pero para nosotros que volvíamos desde Cáceres cada año la única…ahora ya que las ocasiones son menos, si cabe, cada vez que se abre un botillo me pongo igual de nerviosa! Me pido los rabitos!

Carlos Terciopelo Azul
8 de enero de 2015 22:16

y el séptimo día Dios descanso, y de premio un botillo comió 😛

Pituca
Pituca
8 de enero de 2015 22:24

El botillo berciano, manjar de ” dioses” se elabora con tanto cariño,que se aconseja comerlo en compañia de muy buena gente y acompañado siempre con los buenos ” caldos” de nuestra tierra.Yo os deseo que lo disfruteis aunque en el fondo y porque negarlo os tenga ” envidia sana” jaja

Monica Briançon
Monica Briançon
8 de enero de 2015 22:41

¿En serio? ¿Concurso abierto a todo el mundo?
Pues vivo al otro lado del charco y jamás de los jamases he probado un botillo.
Sería una maravilla poder probar semejante manjar. Ojalá pueda llegar hasta mi paladar.

Algonfer
Algonfer
8 de enero de 2015 23:59

Yo quiero unooooooo. No se me ocurre nada brillante que poner, pero espero que me toque porque quiero probarlo.

Botillero del reino
Botillero del reino
9 de enero de 2015 08:34

Ojalá que este año uno de esos manjares sea para mi porque lo estoy deseando. Más razones que esa…

Patricia
Patricia
9 de enero de 2015 09:59

El año pasado tuve el placer de ganar un botillo y recogerlo en la comida. Fue un planazo estupendo y un placer compartir mesa, copas y concierto con tanta gente maja.

Loli
Loli
9 de enero de 2015 10:17

Biieeen!!! Ya está aquí el botillo, a ver si tengo suerte y me toca, que no hay mejor forma de empezar el año que metiéndose un botillazo pal cuerpo, ay omá qué rico ñam ñam ñam.

david
david
9 de enero de 2015 13:53

en estas fiestas he hablado con mi familia del país vasco y me han dicho que les visite cuando quiera y les comenté que cuando pudiera ir les llevaría un producto típico de la provincia de león y he pensado por supuesto en el botillo del bierzo para que disfruten de este gran manjar por eso espero que me toque gracias y un saludo amigos

Oscar
Oscar
9 de enero de 2015 14:31

¡Yo por un botillo mato!

María (Cerecitas)
María (Cerecitas)
9 de enero de 2015 19:25

Hola. Precisamente en estas fechas, en las que siempre prometemos ponernos a dieta , yo voy a cambiar la tradición prometiendo ponerme las botas o , mejor dicho, las”botillas” si los Reyes (Magos o no) han decidido dejarme de regalo por esas tierras ese suculento manjar (segun cuenta la leyenda). Ya que estoy dispuesta a hacer ese tremendo sacrificio de añadir (en vez de restar) kilitos a este body….. ¡Virgencita, haz que me toque!.

Alfredo
Alfredo
9 de enero de 2015 19:34

Varios años hemos quedado unos cuantos compañeros de trabajo para ir a comer botillo cuando llega el frío. Si me toca uno quedaremos otro año más pero esta vez en mi casa.

Francisco
Francisco
9 de enero de 2015 19:37

Hola a todos: Soy un tragón sin remisión. Por esa razón , espero que me toque ese sabrosísimo ” botillón”, que molaría un montón a este setentón (74 camino de los 75). No es típico de esta región (Canarias), donde he fijado mi “rincón” desde años hace un mogollón, pero cogería un avión para ir a esa tierra a darme el gran atracón. ¡Feliz Año a todo ese batallón!.

Maria
Maria
9 de enero de 2015 19:55

A dieta perpetua, solo la rompería por comer un botillo, pero para eso tiene que tocarme! Ánimo! Es por una buena causa!

jose santin
jose santin
9 de enero de 2015 19:55

Yo quiero mandar un botillo fuera del sistema solar para promocionar entre otros pueblos del universo tan exquisito manjar.
Y como vivimos en un mundo muy competitivo, mi empresa será la primera dirección que conozcan para venir a probarlo.
Ya que mandamos fitos, placas de oro…mandaría un botillo con mi dirección. Hay queda.

Damian Pulido Martin
Damian Pulido Martin
9 de enero de 2015 20:25

Que me gusta el Botillo regado por una buena copa de mencía y un buen siestorro en la Moncloa.
Habrá mejores placeres?
Pruébalo y me cuentas ;-p

Pruden
9 de enero de 2015 20:34

Aunque soy de Barcelona, tengo una camiseta que reza: “lo siento, no todo el mundo puede ser berciano”. Efectivamente, nunca podré ser del Bierzo, pero en otros tiempos pasé allí los suficientes veranos como para hacer mías algunas tradiciones y costumbres. Y si hay una que echo de menos desde la distancia es la de comer botillo. ¡Qué bueno sería volver a degustarlo!

Pilar
Pilar
9 de enero de 2015 21:24

Querido botillo:
No te conozco aunque he oído hablar de ti muchas veces. Dicen que es un placer comerte. Claro que yo no puedo afirmarlo. No te conozco. Espero tener pronto la satisfacción de saborearte para poder hablar con conocimiento de causa. Atentamente. Yo.

Jesús
Jesús
9 de enero de 2015 21:26

Juanma, ¡un año más! Eres el BOTILLOMAN por excelencia y yo no quiero ser menos. Mándame uno para Huelva, que aquí de eso no tenemos. Botilloman power, dí que sí.

Pablo B.
Pablo B.
9 de enero de 2015 21:29

Buenos dias, un beso y un cafe…
buen provecho, un botillo y un té…
como fue, una caricia y un mencia…
descansa, una mirada, de un berciano…

Jacobo Cano Diaz
Jacobo Cano Diaz
9 de enero de 2015 23:10

¡Ay los botillos!! Sí te fijas tienen forma de meteorito y no me extraña porque están tan ricos que no parecen de este mundo. ¡Vivan los botillos! !

Antonio Domingo
9 de enero de 2015 23:19

Una muy interesante iniciativa, esto debería ser todos los meses 🙂 tengo ganas de probar el botillo.

Sergio Capelo
Sergio Capelo
9 de enero de 2015 23:25

El botillo forma parte de esa gastronomía centenaria, sencilla, auténtica, que, en definitiva, resulta la más sabrosa. Mi primer encuentro con tan suculento manjar fue después de un largo recorrido por las Médulas. Me lo sirvieron con unas patatas. Tras la comida, pensé que la Unesco se había quedado corta y, junto a la antigua mina romana, debería haber declarado el botillo patrimonio de la humanidad. Aún está a tiempo.

Antonio Domingo
9 de enero de 2015 23:29

No lo he comido nunca, pero me encantaría probarlo, y felicidades por la iniciativa, esto debería realizarse todos los meses 🙂

Ricardo Chao Prieto
9 de enero de 2015 23:44

Pues yo quiero probar el botillo para comprobar si, como dice mi abuela de L.laciana, es lo mismo que el l.losco o no. Es una duda que arrastro desde hace décadas, oiga.

Mikel Peregrina
Mikel Peregrina
9 de enero de 2015 23:50

Permitid que hable con el corazón. Este iniciativa es muy digna de elogio. Aquí hay unas personas trabajando por el mero placer de poder enseñar al mundo un regalo propio, un símbolo de identidad. En un mundo globalizado donde la cultura se homogeiniza hacia una masa sin noción propia, una masa hecha de elementos vacíos, el hecho de que unas personas defiendan la tradición como ejemplo de la riqueza de la diversidad se merece un gran aplauso por parte de todos.

El botillo es más que un alimento, es la representación de una concepción vital, mental, una costumbre, el reflejo de una forma de entender el mundo. Mantener viva la tradición es unir el pasado al futuro, es un esfuerzo para que las generaciones futuras conozcan su origen y, así, alcen la cabeza para gritar:
¡Esto es… EL BIERZO!!!