Matando judíos en el #Limonadaytuits

¡No, no! ¡Qué nadie lo interprete mal! Aquí no hemos matado a nadie y no es nuestra intención, ya que somos muy pacíficos y nada violentos. Os lo aseguro. ¡Que nadie se ofenda! Tampoco se trata de insultar a los judíos, que, dicho sea de paso, es normal que hasta se sientan un tanto molestos.

Para contextualizar y que nadie se llame a engaño, aunque pudiese parecer una frase inapropiada y fuera de lugar, “matar judíos” es simplemente una expresión tradicional leonesa que se utiliza -sin mayor malicia- en Semana Santa para referirse a hacer una ronda en la que se toman “limonadas”, bebida típica de estas fechas en toda la provincia. Hoy en día, utilizarla es un tanto políticamente incorrecto, aunque todavía se sigue usando.

Foto de Beni Álvarez (@benialvarez), uno de los asistentes.

Existen muchas teorías y literatura sobre el origen de esta expresión. Aunque la mayoría son simples hipótesis, parece que su procedencia estaría en la reacción que los cristianos tuvieron tras la muerte de “Cristo” en esta zona, quienes presuntamente trataron de matar a los judíos como venganza. De esta forma, cada vaso o copa de limonada que se bebe simbolizaría la muerte o expulsión de un judío. Paradójicamente, en la actualidad, supondría una alternativa pagana a las procesiones religiosas.

Sea como fuere, lo que está claro es que la limonada es una bebida muy consumida durante la Semana Santa y con muy buena aceptación por parte de propios y visitantes. Principalmente está compuesta de vino tinto, azúcar, frutas y canela. Pero como cada maestrillo tiene su librillo en la preparación, pues algunas están “rebajadas” con agua y/o con zumo de limón. Mientras que, por el contrario, otras más fuertes están “potenciadas” con todo tipo de licores.

Imagen de Luisja Dj (@luisjadj).

En El Bierzo es tradicional tomar limonadas, sólo durante la Semana Santa. Para ser precisos, en mi pueblo, hasta hace bien poquito en muchos bares, a este dulce y líquido manjar se le llamaba directamente “sangría”, aunque con el paso de los años su denominación ha tendido a unificarse en toda la región.

Por ello -y porque nos gusta más un sarao…-, tras la buena acogida que tuvo el segundo #PulpoAndTuits -celebrado en diciembre de 2010-, ayer, tarde de Jueves Santo, un grupo de periodistas, blogueros y, sobre todo, tuiteros, nos dimos cita para llevar a cabo la primera edición del #LimonadayTuits, en los bares y calles de Ponferrada.

¡Quedáis emplazados para la próxima, sí os ha gustado la iniciativa!

guest
Escribe aquí tu nombre
Facilítanos tu email -no es obligatorio-
¿Tienes web?
Al realizar tu comentario y marcar esta casilla aceptas la Política de privacidad. En cumplimiento del reglamento de protección de datos europeo RGPD, te informo de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratado por mi, Juan Manuel González Colinas, como autor del blog Plumilla Berciano, con dirección en Madrid. El responsable y el encargado del mismo soy yo. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te pedimos es para poder gestionar la solicitud que realizas en esta área de comentarios / formulario de contacto. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. No se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal o que sean necesarios para la gestión de algún concurso, como la Ciberbotillada, sobre lo que también se informará en las bases de los mismos. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en el blog Plumilla Berciano (Juan Manuel González Colinas) estamos tratando tus datos personales, por tanto, también puedes acceder a los mismos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión, cuando estos ya no sean necesarios para los fines recogidos. Puedes ejercer cualquier de estos derechos a través del email anteriormente citado. Legitimación: Consentimiento del interesado.
9 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
SoydelBierzo
22 de abril de 2011 22:20

Os odio, por pura envidia de no haber podido ir 😉

Adrian
Adrian
22 de abril de 2011 22:35

Sera por la casi total ausencia de judios en la Espana moderna que todavia se considere aceptable utilizar dicha expresion.

Ojo, que no veas esto como una critica. Me parece muy interesante el post. Solo un comentario, como extranjero residente en Espana, de que en un mundo globalizado resulta cada vez mas dificil, cuando no imposible, explicar que en Espana las expresiones que dice la gente y la malicia que sugieren a primera vista, no van emparejados.

SoydelBierzo
Respoder a  Juanma G. Colinas
25 de abril de 2011 20:05

He publicado un post a colación de todo esto:

http://www.soydelbierzo.com/2011/04/25/%C2%BFnos-vamos-a-matar-judios/

Adelino
Adelino
23 de abril de 2011 23:07

Jo! que recuerdos, que envidia…
Saludos desde LLoret de Mar

Beni Álvarez
Beni Álvarez
24 de abril de 2011 10:49

……… esperando el #LimonadayTuits 2012

toño
toño
25 de abril de 2011 19:48

Y que vamos a hacer si desde pequeños se decía esta frase. Yo nunca oí ninguna connotación o comentario despectivo hacia los judios, simplemente ibamos en estas fechas a “matar judios”. Es más, nadie se debe sentir ofendido porque el lance o acción es positivo. Los bercianos que estamos fuera, solo llegar al Bierzo en Semana Santa, brindamos en nuestra primera limonada al tiempo que dice el amigo cantinero: !Es la mejor, como esta no la encuentras, es natural, las de por ahí, sabe Dios que le echan!. Y después a las chapas, por ejemplo a la Obrera que es el sitio con solera de Ponferrada. Aunque solo sea por ver el ambiente y tomar una Mirinda. Por último hago un llamamiento para recuperar en Semana Santa el juego de las pelotas blancas de serrín, todo un simbolo del pasado siglo junto a las dos costumbres anteriores.

Nuria
Nuria
25 de abril de 2011 23:50

Me ocurre como a Toño: la expresión viene ligada a mi más tierna infancia, al igual que la de las chapas (… y explícale tu a unos niños que éramos mis primos y hermanas porqué esa limonada es roja y no te la dejan beber, y porqué esas chapas no son de las de empujoncito y pegatina con cara de ciclista…)

Semana Santa en El Bierzo, con sus buenas tradiciones compartidas… a pesar de lo poco “políticamente correcto” del nombre…

… en verano, ¿#cortosytuits? ;D

Pituca
Pituca
26 de abril de 2011 09:59

Toño al hablar de esa Semana Santa tan berciana, me haces recordar que ya me voy haciendo mayor, y me embarga la ”morriña ” por cierto se te olvidaron las ”necoras ” que le hacian compañia a la limonada, un abrazo de esta berciana.